El poder del DAR

Hola ¿Cómo estás?

Hoy quiero compartir contigo algo que me inquieta y que viene muy a menudo a mi mente.

¡El poder del Dar! ¿qué te parece?

Los beneficios que podemos obtener cuando nos otorgamos la oportunidad de dar, son muy importantes, sobre todo en nuestro mundo emocional.

¿Sabemos verdaderamente cómo nos relacionamos en nuestra vida cotidiana? ¿Somos personas generosas o por el contrario, somos tacañas? ¿Sabemos verdaderamente todo lo que recibimos?

Cuando pregunto en mi entorno ¿tú crees que eres una persona generosa? ¿das desde el desprendimiento o desde la necesidad? Como puedes  imaginar, hay muchas respuestas diferentes pero te aseguro que la mayoría de las respuestas sean afirmativas o por el contrario negativas, denotan un nivel bajo de satisfacción y de falta de conocimiento.

El ser conscientes de cómo nos relacionamos en nuestra propia vida con nuestra cotidianidad, es importante y muy necesario para poder tener una vida en plenitud, en armonía y en equilibrio, en la que el entusiasmo forme parte de nuestro devenir.

Hay muchas citas de personas célebres que nos hablan de la importancia de ser capaces de dar desde el desprendimiento natural, sin egoísmo, confiando verdaderamente en esa energía universal. ¿Sientes que das desde ese paradigma o por el contrario, ese acto de dar va relacionado, aunque sea inconscientemente, con la necesidad de recibir?

 

“No deis sólo lo superfluo, dad vuestro corazón”. Madre Teresa de Calcuta

“Al final, sólo se tiene lo que se ha dado”. Isabel Allende

“La manera de dar vale más que lo que se da”. Pierre Correille

“Cuando doy, doy a mi mismo”. Walt Whitman

 

“La capacidad de dar desde ese desprendimiento, para mí fue otra prueba a resolver en mi camino de autoconocimiento”. 

Yo me consideraba una persona generosa, aunque no desprendida. Sin ser consciente de ello, en el fondo esperaba recibir también de la misma persona a la que yo, anteriormente, había dado mi tiempo, mi escucha, mi preocupación y todos mis «mis». Y eso me hacía sufrir bastante, hasta que un día descubrí que la vida no funcionaba de esa manera.

Cuando das desde el desprendimiento, “de verdad” primero tienes que tener claro que: La vida es generosa. Que vivir desde el miedo es restarte. Que la confianza te abre un mundo abundante y generoso y que, cuando das queriendo recibir estás dando desde la necesidad y no desde la generosidad…

Todo esto comenzó a crear nuevos constructos mentales en mí, una nueva forma de pensar y por ende, de sentir.

Me dio la oportunidad de mostrarme la verdadera magia que se encierra en el DAR. Empecé a ver que constantemente estaba recibiendo y todo lo que recibía, me ayudaba a continuar con esa nueva forma de pensar y de ver la vida, mi vida.

El dar una sonrisa cuando me encuentro con alguien, el dar las gracias a la persona que me ofrece un servicio, que contó conmigo para un proyecto, que confío en mí cuando nadie más lo hizo, que hizo que mis luces y sombras se armonizasen, el dar un abrazo de corazón, el dar mis oídos sin juzgar lo escuchado, el ayudar a esa persona que me lo pide o que siento que necesita de mí…

Tanto y tanto podemos ofrecer haciéndolo primeramente a nosotros mismos y sin ningún tipo de egoísmo sino, desde un profundo amor. Una sonrisa cuando la necesitamos de verdad, un abrazo, una escucha sin juzgarnos… Desde la humildad y el amor lo conseguiremos y podremos sentir todos eso DONES que nos DA la vida.

Te doy las gracias por estar ahí y me gustaría que compartieses tu opinión personal conmigo sobre el tema expuesto o cualquier tema que pueda inquietarte. Me encantaría poder compartir contigo reflexiones y conocimiento desde mi profundo respeto a tu persona y tu transitar por tu vida.

Si crees que puedo ayudarte en cualquier asunto o inquietud, no dudes en ponerte en contacto conmigo. Estaré encantada de atenderte y aportar mis conocimientos para ayudarte.

Te dejo aquí el enlace de mis agradecimientos por si no los has leído aún.

Recordar que la vida siempre nos está dando bendiciones. Es un foco que debemos mantener diariamente.

 

Piedad Cámara

Sin comentarios

Desbes estarlogueado para escribir un comentario.